El Salvador lidera la digitalización de cheques en la región

Nacionales 21 de marzo de 2024 Por Ahora Noticias
Con reformas legislativas, el país centroamericano revoluciona los tiempos de liberación de fondos y dinamiza su economía
tyry

Con un contundente respaldo de 79 diputados de la Asamblea Legislativa, El Salvador se coloca a la vanguardia regional en la digitalización de cheques, marcando un hito en la agilización de los procesos financieros. Esta medida no solo posiciona al país como líder en la región en este ámbito, sino que también supone una reducción significativa en los tiempos de desembolso de fondos, transformando la manera en que se realizan las transacciones monetarias en la nación centroamericana.

El truncamiento de cheques, como se conoce este proceso, sustituye el documento físico por registros o imágenes electrónicas, agilizando la liberación de fondos y eliminando la burocracia asociada con los cheques tradicionales. Con la aprobación de reformas al Código de Comercio, específicamente el artículo 838, literal A y B, El Salvador se encamina hacia una modernización crucial en su sistema financiero, reduciendo los tiempos de espera para la recepción de fondos a tan solo cuatro horas.

Este avance supone no solo una mejora en la eficiencia operativa y un ahorro significativo de tiempo y costos para los usuarios, sino también un impulso a la economía del país. Con la eliminación de las demoras en las transacciones financieras, se espera un aumento en los negocios y una mayor empleabilidad, así como un ahorro de costos que pueden ser redirigidos hacia el crecimiento económico y el desarrollo empresarial.

La digitalización de los cheques también ofrece beneficios tangibles para la población salvadoreña, permitiendo un acceso más rápido a los recursos económicos y una gestión más efectiva del flujo de efectivo para las micro y pequeñas empresas. Además, este proceso contribuye a mitigar los riesgos asociados con el fraude y garantiza una disponibilidad pronta de fondos para los beneficiarios, lo que se traduce en una mayor estabilidad financiera a nivel individual y empresarial.

A medida que El Salvador avanza en su proceso de digitalización financiera, se evidencia la necesidad de actualizar las normativas que regulan estos procesos. El Código de Comercio, con más de 60 años de antigüedad, se ha vuelto obsoleto en el contexto actual, donde la digitalización y las transferencias electrónicas son cada vez más predominantes. Este cambio legislativo refleja un compromiso con la modernización y la adaptación a las demandas de una economía en constante evolución, impulsando el crecimiento sostenible y la inclusión financiera en el país.
 

Te puede interesar