Renueva tus Almohadas para un Sueño Óptimo: Especialistas en Sueño Detallan la Frecuencia y Razones

Comunidad 08 de marzo de 2024 Por Ahora Noticias
Expertos Recomiendan el Cambio Periódico para Garantizar Higiene y Apoyo Adecuado en la Búsqueda de un Sueño Reparador
fdg

Dormir bien es esencial para mantener una buena salud física y mental, y la elección de la almohada correcta desempeña un papel crucial en esta ecuación. A pesar de la importancia de este accesorio, muchas personas continúan usando las mismas almohadas durante años, lo que podría afectar negativamente la higiene del sueño y, en última instancia, la salud en general, según advierten los expertos en sueño.

Una encuesta realizada por Ergoflex, una empresa especializada en almohadas y ropa de cama con sede en el Reino Unido, reveló que la persona promedio utiliza la misma almohada durante tres años y dos meses. Más sorprendente aún, solo el 18% de los 2,200 encuestados sabía que era necesario cambiar las almohadas con cierta regularidad. Ante esta falta de conciencia, consultamos a un médico especialista en higiene del sueño para obtener información sobre cuándo es el momento ideal para reemplazar las almohadas antiguas y qué modelos asequibles son realmente dignos de consideración.

La mayoría de los expertos en sueño coincide en que las almohadas deben cambiarse cada 1 o 2 años, aunque las de mayor calidad pueden extenderse hasta 2 o 3 años. La Fundación Nacional del Sueño (EEUU) destaca que el cambio regular de almohadas es esencial para garantizar que estas brinden el apoyo necesario, estén limpias y libres de alérgenos. Además, señalan que existen señales claras, como el dolor de cuello o la dificultad para encontrar una posición cómoda para dormir, que indican cuándo es el momento adecuado para el reemplazo.

Además de la falta de comodidad, otras señales reveladoras, como la deformación de la almohada, manchas amarillas, olores persistentes y un aumento en las alergias durante la noche, pueden ser indicadores de que es hora de buscar una nueva almohada. La acumulación de alérgenos, como ácaros del polvo, hongos, moho y caspa de mascotas en almohadas viejas, puede afectar negativamente la calidad del sueño y la salud en general, según advierten desde la Fundación Nacional del Sueño.

Para prolongar la vida útil de las almohadas, los expertos sugieren limpiar tanto la almohada como la funda regularmente, siguiendo las instrucciones específicas de cuidado de cada fabricante. Además, la elección del material de la almohada también influye en su durabilidad; por ejemplo, las almohadas de látex o viscoelástica tienden a durar más que las de poliéster, brindando una inversión más duradera en la calidad del sueño y el bienestar general.
 
 
 
 

Te puede interesar